¿Cada cuánto debemos exfoliar la piel del cuerpo?

¿Cada cuánto debemos exfoliar la piel del cuerpo?

Pilar Lluch Pedragosa

Como tantos otros gestos sencillos en belleza, la exfoliación es una práctica que nos aporta multitud de beneficios. Por una parte, ayuda a nuestra piel a regenerarse al eliminar las células muertas y, por otra, prepara la piel para absorber cualquier tratamiento que se aplique a continuación. La exfoliación permite que nuestra piel se vea jugosa, flexible, brillante. Pero ¿realmente sabes cómo debes llevar a cabo esta rutina de belleza? ¿Cada cuánto debes hacerlo? ¿Qué producto es el más adecuado? Te lo contamos todo a continuación.

¿Cuándo debo exfoliar? 

Lo primero que debes saber es que no existe una regla universal que defina cada cuánto se debe exfoliar. Teniendo en cuenta que las células se renuevan cada 28 días, lo aconsejable es hacerlo cada 10 días aproximadamente, aunque lo ideal es observar bien nuestra piel para obtener pistas sobre cuándo necesitamos este tratamiento. De esta forma, mientras que las pieles grasas pueden exfoliarse una vez a la semana (a veces incluso dos), las pieles más secas pueden exfoliarse cada 15 días. Es importante que entiendas que no por exfoliar con frecuencia tu piel vas a conseguir una apariencia más sana y suave. Al contrario: un exceso de exfoliación solo servirá para dejar tu piel irritada y carente de sus defensas naturales.

 

¿Cómo debo exfoliar la piel de mi cuerpo?

Muy sencillo. Aprovecha el momento de la ducha para hacerlo. Con la piel húmeda, extiende el gel o crema exfoliante mientras masajeas la superficie con movimientos circulares (puedes ayudarte si quieres de un guante o un cepillo). Una vez hayas extendido el producto en todo el cuerpo, solo deberás aclarar con agua templada.

En cuanto al producto, lo ideal es que adquieras un exfoliante específico para el cuerpo. El de Microperlas Vegetales Equiseto de LluchKare te ayudará a limpiar la piel y estimulará la renovación epidérmica. Además, calma la piel dejándola más suave y luminosa y está indicado en todo tipo de pieles, sobre todo en aquellas más sensibles.

No te olvides de hidratar

De nada servirá la exfoliación si, una vez completada, no hidratas en profundidad tu piel. A pesar de que algunos geles exfoliantes como el de LluchKare cuentan con propiedades hidratantes, será necesario que después apliques una buena crema hidratante. De esta forma estarás ayudando a tu piel a crear una barrera de lípidos para protegerse de agentes externos. ¡Ni se te ocurra saltarte este último paso!

Pilar Lluch Pedragosa

Pilar Lluch es farmacéutica licenciada por la Univerdidad de Barcelona, copropietaria y titular de Farmacia Lluch de Badalona, con más de 25 años de experiencia.

La pasión por la Dermocosmética y la Dermofarmacia le ha llevado a cofundar LluchKare, una línea de Dermocosmética basada en el concepto de osmosis y enfocada a la Reparación Celular Global y el restablecimiento de las condiciones celulares de una piel joven.

Añadir un comentario

* Los comentarios deben aprobarse antes de mostrarse